Por qué el COVID-19 puede causar la muerte de pacientes jóvenes y aparentemente sanos

Por qué el COVID-19 puede causar la muerte de pacientes jóvenes y aparentemente sanos

abril 22, 2020 0 Por admin

La mayoría de los casos fatales por coronavirus se da en pacientes mayores de 60 años o que tenían enfermedades previas. Pero no son los únicos casos.

La población de riesgo por contraer coronavirus ya fue definida: sabemos que está comprendida por personas mayores de 60 años o con condiciones de salud previas como por ejemplo hipertensión, diabetes, enfermedades coronarias entre otras.

Sin embargo, aunque son la minoría, también se han dado casos de personas jóvenes e incluso niños que sin tener enfermedades previas al contraer COVID-19 se ven fuertemente afectadas, incluso con el reporte de casos fatales.

¿Por qué sucede esto? Para los científicos y expertos en el tema no es una pregunta fácil de contestar si bien ya se encuentran investigando al respecto para formular una respuesta. Saber por qué personas jóvenes sin patologías previas mueren tras por coronavirus ayudará reconocer a los que corren más riesgos y así elaborar nuevos tratamientos.

Michael Snyder, profesor y director del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, dijo a BBC Mundo que ya se trabaja sobre distintas teorías que puedan despejar la incógnita.

Genes.

La genética es una respuesta para entender varias enfermedades y parece ser que la COVID-19 no se queda atrás. Esta teoría, explica el medio, se basa en que las particularidades de los genes de cada uno podrían influir en la virulencia con la que el virus afecta el cuerpo.

«No se trata de una idea nueva. Por estudios en los que se comparan mellizos y gemelos, sabemos que la susceptibilidad a las grandes enfermedades infecciosas en el mundo como la tuberculosis, la hepatitis o la malaria, varía en parte según las características genéticas», le explica a BBC Mundo Stephen Chapman, especialista en enfermedades respiratorias e investigador de Genética Humana del Wellcome Trust Centre de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

El gen que genera más interés en este caso es el que codifica al receptor ACE2 y que se encuentra en la superficie de las células del pulmón y otras partes del cuerpo. Es, según indicó BBC Mundo, la puerta de entrada que el virus usa para invadir las células de las vías respiratorias para luego replicarse.

Este gen es denominado polimórfico, lo que implica que tiene una serie de variantes comunes en la población. «La hipótesis es que si tenés una variante en particular, eso puede hacer que al virus le resulte más fácil o más difícil entrar a la célula, por tanto puede hacerte más vulnerable o más resistente a la enfermedad «, explica el experto.

El cromosoma X

En base a las estadísticas de las muertes registradas en el mundo, se llegó a la conclusión de que el virus afecta más a los hombres que a las mujeres. En Uruguay por ejemplo de los 12 fallecimientos registrados, solo dos fueron casos de mujeres.

Esto, indicó Stephen Chapman, especialista en enfermedades respiratorias e investigador de Genética Humana del Wellcome Trust Centre de la Universidad de Oxford, en Reino Unido a la BBC, hace que se busque encontrar una respuesta en los genes dentro del cromosoma X.

Una posibilidad es que “haya un componente genético, ya que hay muchos genes de la inmunidad que están en el cromosoma X», dijo Chapman y agregó: “Si hay muchos polimorfismos o una mutación rara en los genes del cromosoma X, como los hombres tienen uno, mientras que las mujeres dos, eso los haría más vulnerables”.

Citocinas

“Tormenta de citocinas” es lo que se produce en los pacientes que se ven más afectados por la enfermedad, indicó BBC Mundo y explicó que las citocinas son sustancias muy agresivas que el sistema inmune excreta para atacar al virus.

Sin embargo, cuando el sistema inmune se activa en exceso, entonces esta proliferación de citocinas ataca múltiples órganos incluidos los pulmones y el riñón , y este daño puede resultar en la muerte del paciente.

De acuerdo a Randy Cron, experto de la Universidad de Alabama, en EE.UU., este descontrol ocurre al menos en el 15% de las personas que luchan contra cualquier infección severa.

Exposición a otro coronavirus

Snyder aportó a BBC Mundo otra teoría: “Es muy probable que en estos casos haya algo que esté sensibilizando al sistema inmunitario”, algo como “otro coronavirus que está circulando y del que no se ha hablado mucho, llamado HCoV-229E , y que produce resfriado común”.

«No sabemos si el haberse infectado previamente con este resfriado común (que obviamente no es tan severo como la COVID-19) puede hacerte más inmune o todo lo contrario, más hipersensible «, dijo el experto a BBC Mundo.»Pero creo que puede tener, para un lado o para otro, un efecto muy fuerte», añade.

«Es posible que mucha gente haya sido infectada en años recientes (con ese coronavirus) y no lo sepa, porque lo desestimaron como un simple resfriado», agregó.

Carga viral

«Sabemos, por estudios llevados a cabo en China, que quienes cuidan de pacientes con COVID-19 son más susceptibles que otros porque, probablemente, están expuestos al virus todos los días, todo el día, durante sus horas de trabajo», le explica a BBC Mundo Alice Sinclair, viróloga de la Universidad de Sussex, en Reino Unido.

«Pero lo que no sabemos es si eso es por la cantidad absoluta de virus a la que están expuestos o el número de encuentros que han tenido con este», indicó y agregó: «En términos de carga viral, cuanta más exposición tengas, más oportunidad tendrá el virus de infectar tus células donde puede replicarse», agrega.

Por eso mantener la distancia social es una de las medidas que más enfatizan tanto gobiernos como profesionales de la salud para evitar la propagación del virus, dice la investigadora.

Fuente: El País

Anuncios destacados

¿Necesitas un préstamo pero estas en el Clearing? Toda la información que necesitas saber la encontraras en este articulo